jueves, 1 de octubre de 2009

¡Luz, Diablo!



Hace un par de días me llegó la boleta de la luz. Ya desde el umbral de la puerta me llamó la atención una frase que, cual cartelón de carnicería de barrio, la atravesaba diagonalmente y decía:



“CONSUMO CON SUBSIDIO DEL ESTADO NACIONAL”



Más tarde llegó mi esposa y le mostré la factura “Mirá lo que tendríamos que pagar si el Estado no se hiciera cargo, como el 100% más”.

Sin embargo, hoy me entero por la radio que el Gobierno no subsidiará más la electricidad (y el gas por si fuera poco). ¡Tarifazo!

Entonces abrí los postigos de las ventanas, apagué la lámpara del living y empecé a pensar qué hábitos y costumbres se modificarían con estas medidas:

*Cardumenicidio (muerte masiva de peces), al desenchufar por las noches el oxígeno de las peceras. Eso sí, se ahorraría en la merluza de los lunes.

*Look casual y húmedo en cabelleras de ambos sexos. Nadie usaría el secador de pelo. Gripe A, al acecho.

*Plancha a carbón. Lo positivo: fortalecería los bíceps.

*Las escuelas nocturnas cambiarían la orientación hacia la minería.

*Las velas del feng shui serían más “energéticas” que nunca.


Pero debo hacer justicia con una persona, y es con nuestro señor Gobernador. Él estuvo a la vanguardia desde el primer día de su gestión, ya que ha comandado esta provincia con todas las pocas luces posibles.




8 comentarios:

Hernán Schillagi dijo...

Amigos: le hice caso a Paula que me aconsejó poner la lista de etiquetas. El espíritu seguirá siendo el de encontrarse algo distito cada semana, pero si alguien (o yo) quiere rastrear por género, allí está la opción.

También está la posibilidad de convertir algún post en formato pdf. ¿Para qué? No sé. Pero como dice Fernando G. Toledo, "Los archivos quedan más fachero".

Proyecto María Castaña dijo...

¡Qué triste lo de matar peces! Afortunadamente cuando se me iba a escapar una lagrimita me reí un rato.

Nunca usé secador de pelo, ¿seré una pionera del ahorro energético? ¡No!, si llego a usarlo me transformó en Diane Ross en pleno boom de la música disco.

Sobre las escuelas nocturnas... tendrías que hacer una inversión para comprarte un casco con linterna, pico, mameluco y leche... igual espicharías antes de los 60 años. Casi que te conviene pagar las boletas como vengan.

Fragaria Vesca dijo...

Jua! A casa también llegó y yo pensé primero -ilusa- que esa leyenda decía que éramos favorecidos para siempre. Y no, parece que sólo avisa que hasta acá llegó el subsidio, que para cuando empecemos a pagar sin él, ya estamos en sobreaviso.
Invocaremos, entonces, al gran Jim y diremos, cuando se ponga el sol, a nuestra pareja: "C'mon baby light my fire".

Hernán Schillagi dijo...

Paula: no estaría mal que tu look diera un golpe de timón hacia la música disco. "Somos una familia" y sabremos entender ;-). Eso sí, ¿cómo estás para el baile?

Con respecto a morirse antes de los 60 años por dedicarse a la "modalidad minera", no la desprecio del todo. Les quedaría a los que me sobrevivan la póliza de seguro de vida, ya que con los "manotazos" a los fondos del ANSES que hace el gobierno, dentro de 30 años no va a quedar ni "pa' los remedios".

Hernán Schillagi dijo...

Fragaria: yo también sentí como un "halo" de protección, un "el gobierno me da la luz". ¡Era la sentencia de muerte! No sigas la "luz" al final del túnel, diría la niñera.

Con respecto a Jim Morrison, sería un nuevo himno. El "Dame luz" de Sergio Denis o el "Luz de mi vida" de Patricia Sosa serían la versión local (onda "Argentina es nuestro hogar" con "We are the world"), jaja!

¿Qué hará Luis A. Spinetta si le cobran impuestos retroactivos por haber usado (y abusado) de la palabra "luz" en sus canciones?

Proyecto María Castaña dijo...

¡Qué feo lo tuyo! "¿Mi abuelito se llamaba Sr. Mapfre?", ¡Un poco de piedad familiar! En cuanto a dejar a mi pelo en su estado natural... ¡sería una revolución existencial para la que no estoy preparada! Mi acondicionador Pantene es mi escudo y mi bandera.

Hernán Schillagi dijo...

Paula: ¿Por qué negarle tu estilo "afro" al mundo? Podrías ir a dar clases sin necesidad de llevar los útiles en el portafolio. ¡Todo en la cabellera!

A parte, para qué peinarte si de ahora en más tdo estará en penumbras.

Proyecto María Castaña dijo...

Yo vivo a la cruda luz del día y si a las 9 de la mañana me les aparezco a mis palomitas como el negro de "Patrulla juvenil", se van a reír de mí como siempre, pero más.
Y hablando de pelos y aumento... hoy me gasté casi $40 pesos en el mantenimiento mensual de mi pelo...¡y todavía no me tiño! Yo creo que "rapada" sería una opción pausible.