jueves, 26 de noviembre de 2015

Un poema salvado






una tragedia resuelta


hoy me levanté con el recuerdo
de en un poeta muerto en la cabeza
el gesto fue el esperado entonces
ir hasta la biblioteca y leerlo revivirlo
hacer de la tinta y el papel un santuario
fugaz como esos que distraen en la ruta
con sus trapos rojos y velas consumidas

juarroz proponía que «pensar en un hombre
se parece a salvarlo» pero aquí la tragedia resuelta
me impide salvar a nadie queda solamente
la modestia material de leer
con el puño apretado porque cada hoja
que paso es una palada de tierra   

sin embargo me alivia  un antídoto
tan torpe como casero tipear
cada uno de sus poemas caracter por caracter
sin claridad ni razonamiento
hasta que mis yemas se borren por el dolor
del filoso punto final porque reescribir
a un poeta se parece a asimilarlo

                                                                      

                                                                       para Matías Vernengo (1963-2010)
HERNÁN SCHILLAGI

viernes, 20 de noviembre de 2015

Un poema lobo del poema







mando a distancia


ese hombre mira documentales y sostiene remoto
el control de la situación cuando un lobo gris
deja en cada paso puntos suspensivos sobre la colina nevada
hasta alcanzar el cuello de un conejo tan ingenuo
y en alta definición documentales mira es cierto
en los canales de arriba pero salta un segundo antes de la muerte
hacia un océano glacial profundo donde una ballena
abre su boca franca y depreda sin mácula ya que sus barbas
le avisa una voz neutral funcionan como un filtro
para atrapar peces y organismos microscópicos
ajenos a la vista de todos ese hombre cierto es
tiene el imperio de interrumpir la desgracia un mando
a distancia con un dispositivo natural
como un poder infrarrojo en su mano que le devuelve
en un segundo una amenazante paz


HERNÁN SCHILLAGI

jueves, 5 de noviembre de 2015

Un poema diagnosticado






letra de médico


un mal diagnóstico puede matar
al más feliz de los pacientes un mal
sin cura a toda una generación de poetas
porque en los trazos ocultos de un verso
en selecta tipografía preestablecida
y justificada a la izquierda de la pantalla
se encubre y se retuerce una mano tosca
sin gobierno que aunque acierte
no da en el blanco

un apunte mal tomado quizá la ligera
anotación que solo deja manchas negras
de una lectura tortuosa para simular un dictado
único de corrido sin faltas de ortografía intente
lo real es decir lo imposible «la vida está escrita»
lo leí ayer en un muro «con letra de médico»
así la cadena hereditaria suelta un eslabón bastardo
literal que se enferma de abandono y no admite
segundas opiniones


HERNÁN SCHILLAGI