sábado, 5 de diciembre de 2009

La cajera sale a las 22


Soy la cajera del súper. Hace siete horas que no me levanto de la silla. Pasan el suavizante, el raid max, los caldos light, la mayonesa, el maple de huevos como una línea de naves espaciales que yo elimino con mi rayo láser. Tengo prohibido ir al baño y quiero gritarlo.

Mi lengua es un tícket que no puedo arrancar.

Pero hay una esperanza que no tiene precio: en media hora dejarán que me cambie los pañales.

15 comentarios:

Proyecto María Castaña dijo...

La historia de los pañales y las cajeras, "es un mito urbano". Pero los mitos surgen por la cercanía que plantean sus hipérboles con la más cruda realidad.
En mis meses de cajera, dos cosas me llamaron la atención: primero, para el té nos ponían cucharas soperas ("¿por qué?" fue mi primera inocente pregunta de joven de 22 años, "porque las chiquitas se las roban"), segundo, los baños eran letrinas porque eran más fáciles de lavar... y más limpios eran independientemente de que, a fuerza de malabarismos, haya aprendido a realizar mis necesidades como un señorito. Para no terminar escatológicamente, porque sé que el autor del blog odia en mí estos derrapes textuales, agregaré algo que me causó repugnancia moral ya cuando era administrativa de la empresa de súper donde trabajaba: las salas "de cacheo". En los locales nuevos que inauguraban existían con ese "bonito" nombre en la puerta. Allí los empleados de seguridad revisaban de manera poco pudorosa y humillante a los empleados que se iban a su casa. Siempre sospechando que alguno se robaba algo. Es que en los locales todos eran culpables de choreo hasta que no se demostrara lo contrario.

Hernán Schillagi dijo...

Paula: buenísismos tus aportes que hacen de la ficción apenas un reflejo de la horrenda realidad.

El mito, sí, existe como tal y crece en leyendas como estas y las orales. Así y todo me quedan mis dudas de si en algún lado no pasó. Hace un par de meses, una oyente de un programa de los sábados a la mañana de Elevediez contó que ella misma en el viejo Casa Tía había meado sobre la caja y renunciado inmediatamente. No sé si exageró, pero me flasheó tanto que cuando lo quise hacer literatura me sonó poco creíble.

Gracias por comentar en las "ciudadficciones" que garpan tan poco, jaja!

Hernán Schillagi dijo...

Doy la bienvenida a una nueva seguidora de esta Ciudadeseo, Silvia Pérez Sánchez. Yo tuve una compañera en la secundaria que se llamaba Silvia Pérez y vivía en Junín. ¿Serás vos?

sergio dijo...

Puedo decir que el texto me gustó mucho? Si la base es un mito urbano ¿qué hay de malo en eso? ¿Por qué todo tiene que ceñirse estrictamente a la "verdad"? Qué sería de la vida sin mitos?

Proyecto María Castaña dijo...

Sobre mitos urbanos, el periodista "Jorge Halperín" hizo un libro "Mentiras verdaderas" (Planeta) en donde se refiere particularmente a los argentinos. El libro no lo leí, pero asistí a una charla que dio en el 2007 en el auditorio Adolfo Calle. De todos los que narró, se me quedó como muy impresionante el de los niños burgueses y Evita enferma: cuenta el mito, que en los últimos meses de la abanderada de los humildes, la policía especial de Perón recorría los barrios adinerados de Buenos Aires (Belgrano, Palermo, etc.) y raptaba a los niños pudientes y se les practicaban extracciones de sangre para hacerle transfusiones a Eva. Perón pensaba que esa sangre fresca y bien nutrida le haría bien a su esposa. ¿Qué pasó cuando el rumor cundió? Los padres garcas aterrorizados no dejaban salir a sus niños ni a la esquina sino iban acompañados. La verdad que la historia, con sus ribetes mórbidos, da para un cuento espectacular.

Otro mito peronista que está en el libro -y que uso Capussoto para bombita Rodríguez-: El edificio Warnes que construyó el peronismo y después nunca se usó y terminó siendo ocupado por más de 20 años hasta su demolición, tenía pisos de parqué. La aristocracia de los '50 y '60 decía que "los okupas" destruyeron todo el piso para hacer asados. ¡¡De tanto recuerdo me dieron ganas de comprar el libro!!

Proyecto María Castaña dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Proyecto María Castaña dijo...

FE DE ERRATAS

Errores por escribir rápido:

*"Jorge Halperín" entre comillas, ¿para qué?

*Es Capusotto.
*"les practicaban..." y no "se les practicaban"

*"usó Capusotto..." y no "uso Capussoto".

sergio dijo...

Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhh

Proyecto María Castaña dijo...

Sergio, ¿el "ahhhh" es de espanto por los mitos que conté o de agradecimiento por la información? Puedo contarte el del bebé asado al microondas con papas...

Hernán Schillagi dijo...

Sergio: no pregunto para hacer elogios, diga nomás! Por otra lado, la ficción siempre se ha nutrido de la realidad "verdadera"; pero cuando surgen mitos en la calle es la realidad la que se nutre de la imaginación.

Es por eso que el "ida y vuelta" es más que efectivo y válido.

Hernán Schillagi dijo...

Paula: sí, los mitos sobre los grandes de la historia son geniales. Una vez -hace como 10 años- leí en una Rollin Stones los mitos sobre Michael Jackson. ¡Eran para hacerse una fiesta! Algunos que encontré ahora en la web:(las mayúsculas son originales de la página).

*Su Cambio de Color Fue Por una Enfermedad Llamada *vitíligo* La Cual Hace que los de Raza Negra Cambien de Color Fue Heredara por Su Abuelo Curiosamente, No Por Clarearse
solo Como El Mito del Cloro o Por Polvos Blancos.

*MJ Tenia Soriasis Por lo que Siempre Traia una Mascara o un Parasol.

*MJ Sus Reconocidos Guantes y Calcetines fueron tambien surgidos por la Soriasis.

*MJ Sufrió un Accidente en 1984 Que Surgió por Unos fuegos piroctécnicos Ocasionados por su descuido Se quemó el cabello cuando estaba Grabando el Comrecial de Pepsi.


*Michael Jackson Tuvo Como Casi dos Versiones en El Video de "30 Años de Su Vida Artística" Porque solo Fue la diferencia
que Britney Spear cantó "The Way You Make Me Feel" con el Y El Otro no.

*Según propias declaraciones de Michael Jackson en una entrevista a Oprah Winfrey "el moonwalk" surgió de unos niños preciosos, los chicos negros que viven en las suburbios y que son brillantes. Tienen mucho talento natural para bailar. Todos esos pasos lo inventaron ellos, lo que yo hice fue mejorarlo".

Proyecto María Castaña dijo...

Sabía lo de la soriasis, pero lo del pelo chamuscado no, ¡qué espanto!

Cambiando de tema, sobre mitos urbanos mendocinos, ¿alguien habrá investigado?, ¿vos sabés alguno o Sergio?

sergio dijo...

Yo no sé de qué están hablando. Es diciembre. No me pidan tanto. Además estuve enfermo y estoy medicado.

Hernán Schillagi dijo...

Paula: como en la década del ´80 se habló de un plato volador en el cerro de la Gloria. Además de unos extraterrestres que unos años después quisieron raptar a un transeúnte en la Quinta sección. Ah, y otros hablan de una visita interplanetaria en la concentración de Holanda durante el Mundial 78 en Potrerillos.

Otro mito alienígena es el de que el un personaje de "La guerra de las galaxias" ocupa un alto cargo ejecutivo en una provincia del Oeste argentino.

Proyecto María Castaña dijo...

¡¡¡No hablés de La guerra de las galaxias, por favor!!!

Ya estoy copiando los datos, me encantan estas historias urbanas locas, porque del Futre, la mujer cabra y los aparecidos de Lavalle ya estoy frita. Hay que hacer Las mil y una noches de asfalto mendocino.

Sergio, despertate un poco, querido, la medicación no es excusa: vos tenés unos cuantos mitos que desconocemos.